¡B I E N V E N I D O S!. . . . . M U C H A S__G R A C I A S__P O R__E N R I Q U E C E R__M I S__T E X T O S__C O N__V U E S T R O S__C O M E N T A R I O S.

febrero 26, 2016

# Artículo de crecimiento personal

¿Qué es el discernimiento? - Su desarrollo y fortalecimiento

La capacidad de discernimiento es una habilidad fundamental para el desarrollo espiritual.


Hasta que se despierta esta capacidad de discernimiento, el progreso espiritual es muy lento e incierto, ya que cuando tratamos de encontrar o descubrir esta habilidad, andamos a tientas en la oscuridad, incapaces de distinguir lo real de lo irreal, la sustancia de la sombra, lo falso de lo cierto. Sin discernimiento, lo más frecuente es que confundamos los impulsos interiores de nuestro pequeño yo (ego), con la voz del mayor espíritu de la verdad.

Una persona ciega en un nuevo lugar puede encontrar a tientas su camino a través de la oscuridad, pero no sin una gran confusión, por lo que sufrirá muchas caídas dolorosas, y mucho moretones. Del mismo modo, sin discernimiento, estamos mentalmente ciegos, y nuestra vida se compone de andar a tientas en la oscuridad dolorosa, confundir el vicio con la virtud o viceversa, ya que no podemos diferenciarlos entre si. 
También  requiere de una base para medir si algo es correcto o si confundimos las opiniones con los principios y por eso nos parece que las ideas, los eventos, las personas y las cosas no están relacionados entre sí.

Lo ideal sería que nuestras mentes y vidas estuvieran libres de la confusión. Podemos confiar en mantenernos preparados para satisfacer todas nuestras dificultades a nivel mental, material y espiritual  y así no nos veremos nunca atrapados (como la mayoría) en las redes de la duda, la indecisión y la incertidumbre, incluso ante los problemas o las desgracias. Podemos estar fortalecidos contra toda emergencia que puede venir en contra de nosotros. Pero la preparación y la fuerza mental no pueden alcanzarse sin discernimiento, y el discernimiento sólo puede desarrollarse mediante el ejercicio constante de la mente.

El desarrollo y fortalecimiento del discernimiento consiste en ver las cosas como son.

La mente, como un músculo, se desarrolla mediante el uso y el ejercicio constante, mediante la comparación de forma continua y el análisis de las ideas y opiniones de los demás, lo cual nos ayuda a desarrollar y fortalecer la capacidad mental y el poder. La función que tiene la educación tradicional a través de sus disciplinas académicas, es el entrenamiento de la mente en estas habilidades. El discernimiento, sin embargo, es algo más complejo que las facultades analíticas y críticas, también es una cualidad espiritual, a través de la cual se elimina la agresividad y el egoísmo que a menudo acompañan a la crítica y de ahí que veamos las cosas como son, no como nos gustaría que fuesen.

El discernimiento, al ser una habilidad espiritual, sólo puede ser desarrollado por métodos espirituales, es decir, por el interrogatorio, el examen y el análisis de las propias ideas, opiniones, y conducta. Nuestras tendencias críticas, detección de fallos ya no deben aplicarse a las opiniones y la conducta de los demás, sino que deben aplicarse sin tabúes a nuestro propio ser. Debemos estar dispuestos a cuestionarnos cada una de nuestras propias opiniones, pensamientos y comportamientos, para encontrar las ideas útiles y desprendernos de lo inútil. Sólo de esta manera el discernimiento puede destruir la confusión y desarrollarse.

Sin embargo, antes de que podamos empezar con este ejercicio mental, debemos ser enseñables. Esto no significa que tenemos que dejarnos llevar por los demás, sino que estamos listos para observar nuestros pensamientos y sentimientos, y luego deshacernos de esos pensamientos, creencias, suposiciones u opiniones que no tienen fundamento lógico para lograr el cumplimiento de nuestros sueños más elevados.

Estar dispuestos a cuestionar nuestras opiniones o razonamientos.

Cualquier persona que dice: "¡estoy bien!" sin estar dispuesto a cuestionarse su posición, permanecerá atrapado en prejuicios y no adquirirá discernimiento. Sin embargo las personas que preguntan humildemente, "¿tengo razón?", y luego intentan probar y demostrar sus posiciones a través del pensamiento serio y el amor a la verdad siempre serán capaces de descubrir lo verdadero, distinguiéndolo de lo falso o indigno, por eso tendrán este poder inestimable del discernimiento.

Los que tienen miedo a cuestionarse sus opiniones o a razonar sus posiciones tendrán que desarrollar valor moral antes de que puedan adquirir discernimiento. Deben tener miedo de sí mismos antes de que puedan percibir los claros principios de verdad y recibir su luz reveladora. No necesitan temer porque la verdad es inalterable aunque esté bajo examen y análisis, cuanto más se cuestiona, más brillante es su luz. Por el contrario, las dudas surgen cuando hay más errores, cuando la oscuridad crece y no se puede sobrevivir en busca del pensamiento.

La confusión, el sufrimiento y la oscuridad espiritual son propios de los irreflexivos. La armonía, felicidad, y la Luz de la Verdad ayudan a las personas reflexivas. Las pasiones y prejuicios son ciegos y no pueden diferenciarse.

Los que intuyen y meditan aprenden a ser conscientes, y los que pueden discernir descubren la verdad eterna.

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

15 comentarios:

  1. Hola Estrella. Me ha gustado mucho el post,sabes que yo soy muy reflexiva, seguramente me equivocaré mil veces pero me encanta pensar, reflexionar y ver las cosas desde otros puntos de vista.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Marigem, no sabes lo que me alegra que este tipo de entradas más reflexivas y de crecimiento personal, te atraigan y participes también comentando lo que te sugieren.
      Espero que aunque en este caso el tema es demasiado complejo o no muy conocido, puesto que discernir no es lo mismo que pensar o reflexionar, sino todavía mucho más profundo y que como explico requiere de cierta maduración o crecimiento espiritual y fluidez en nuestras actitudes, permitiendo cuestionarnoslo todo, hasta nosotros mismos, sin este temor que nos produce el ego cuando no puede controlar nuestra realidad.
      Un besito y ¡feliz jueves!

      Eliminar
  2. Tolerar la incertidumbre y callar los prejuicios, creo, es comenzar a despertar. Espero lograrlo, y si llego, espero saber emplear las herramientas que la vida me brinde, como el Discernimiento. Gracias por tu reflexión Estrella! Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tanto que lo es! Porque eso supone que por fin somos capaces de despegarnos de la autocomplacencia del ego y de esos pensamientos erróneos que tomamos como "patrón" o que les concedemos un valor que no tienen en absoluto, ya que lo fundamental es quedarnos "desnudos" de egocentrismo, replanteárnoslo todo de nuevo, que no es otra cosa que ser conscientes de que en realidad no sabemos nada y que lo importante es abrirse y fluir para perder el miedo a nosotros mismos, a las inseguridades y a los los prejuicios, todo nace y renace al mismo tiempo, solo somos aprendices de nosotros mismos y debemos aceptar las cosas como son y no como queremos que sean.
      Por supuesto que la vida te brinda esta extraordinaria herramienta, solo es cosa de poner atención y voluntad.
      Las gracias también a ti por enriquecer la reflexión y darte una vuelta por el blog.
      Cariños y ¡feliz fin de semana!

      Eliminar
    2. Gracias a vos Estrella por hacer de esta red (que es a veces trivial a veces cruel) un espacio/hogar en el que tu calidez y tus palabras alimentan el alma. Encontrar personas como vos da esperanzas! gracias! Buen finde!!!

      Eliminar
    3. Hola de nuevo, amiga,
      Este mundo virtual como bien dices no es el sitio más adecuado para establecer buenas relaciones sociales, cuesta bastante lograr un entendimiento de confianza y cordialidad con los demás. Muchas gracias por tu confianza y las cariñosas palabras que me dedicas, bueno en mi caso prefiero actuar así, de lo contrario prefería irme a otra parte.
      Y por supuesto cuenta con mi apoyo para lo que necesites.
      Un abrazo y ¡buen inicio de semana!

      Eliminar
  3. Pues sí, hay que buscar siempre otras fronteras para nuestro pensamiento, no anquilosarnos y menos aún conformarnos con lo que nos han enseñado. Es la única manera de crecer. Besos y feliz semana, Estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es aconsejable replantearnos nuestras ideas, actitudes, todo en general, sin miedo a uno mismo, porque lo auténtico y genuino es inalterable. Cuando nos cuestionamos nuestros pensamientos, obras u opiniones, estamos desarrollando el discernimiento, que nos ayuda a ver las cosas como son y no como nos gustaría que fuesen y de esta manera es como de verdad crecemos interna y externamente.
      Mil gracias Mayte Dalianegra por aportar también tu punto de vista y enriquecer la comprensión de esta entrada.
      Besos y feliz fin de semana, igualmente. :-))))

      Eliminar
  4. Muy interesante el tema Estrella, aunque por el contenido te refieres al discernimiento espiritual únicamente, también el discernimiento se trata de saber distinguir o apreciar cosas y comportamientos a través del intelecto, en ese caso tiene poco que ver con lo espiritual.
    Ahora bien en el caso que expones, el discernimiento espiritual y su desarrollo y fortalecimiento, generalmente lo conseguimos a través de la sabiduría interior, ayudados por la intuición y la práctica de la observación silenciosa desde el interior de las cosas, desde su esencia armónica. A mayor intuición, mayor discernimiento y mientras mas practiquemos la observación silenciosa, mas desarrollamos la intuición y por ende mas rápido recuperamos la sabiduría innata, la percepción y conexión con la realidad y con todo como un ente único universal.

    Gracias por la reflexión y por traer el tema a colación y ayudarnos a mejorar nuestro discernimiento espiritual, ya que aprender a discernir, es estar en armonía y paz.

    Un abrazo grande y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el discernimiento espiritual por supuesto es de lo que hablo. Coincido también contigo en que para discernir se debe estar en sintonía con nuestra sabiduría interior y naturalmente guiados por la intuición, todo ello viene a ser como un engranaje espiritual que funciona armónicamente y todo a la vez. Cuando aprendemos a ser observadores imparciales de nosotros mismos, dejándonos fluir en esa energía cósmica que somos, es cuando se nos ilumina el pensamiento y esta cualidad o virtud del discernimiento aflora al exterior haciendo que pensemos de forma lúcida. Se trata de desprendernos de nuestro pensamiento egocéntrico erróneo, con dudas, prejuicios o temores, para renacer de nuevo, fluyendo y aceptando las cosas como son y no como antes, cuando queríamos que fuesen a nuestra imagen y semejanza.
      El recuperar esa sabiduría innata, es hacerla consciente y nada mejor que el discernimiento para materializarla.

      Un abrazo grande y muchas gracias por tu interesante reflexión perfectamente argumentada.

      Que tengas también un ¡feliz fin de semana!

      Eliminar
    2. Si, todo el tiempo me refiero al discernimiento espiritual, I. Harolina, como una cualidad intrínseca del espíritu o una virtud, como lo definen las creencias y doctrinas cristianas, pero que prefiero a estas últimas dejarlas aparte.

      Dicho discernimiento, como cualidad del espíritu se desarrolla a través del desapego de la mente al egocentrismo, para actuar de manera crítica con nuestros propios convencimientos, teorías, creencias, comportamientos y sentimientos, ya que es un empezar de cero al replanteárnoslo todo de nosotros mismos, de permitirnos la autocrítica y ser conscientes de que no sabemos nada, de que debemos con humildad reandar lo andado y aceptar las cosas como son y no como nos gustaría que fuesen.
      Al ser observadores de nosotros mismos nos daremos cuenta que todo lo que buscamos o necesitamos ya lo tenemos desde el principio, que la sabiduría es innata a nosotros, que la intuición es lo que nunca nos engaña y la conexión al cosmos actúa en armonía y nos une al Ser que Somos.

      Muchas gracias por tu interesante reflexión bien argumentada.

      Un abrazo grande y ¡feliz fin de semana!

      Eliminar
  5. Interesante! El discernimiento, al ser una habilidad, mezcla su condición innata con su aprendizaje y un entrenamiento, como bien has dicho, aunque creo que además -como en el resto de las disciplinas- para su buena adquisición y establecimiento en la persona es fundamental integrarlo como disciplina trasversal en la educación del sujeto. Los padres y educadores deben formar al individuo integralmente, algo que hoy día se olvida con gran facilidad.
    Un abrazo, como siempre, me dejas dando vueltas a lo que escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena,
      Me alegro de que también te haya interesado este tema un poco complejo desde luego y del cual me comentas algo muy importante, el que se tuviera en cuenta como disciplina trasversal en la educación del sujeto. No sabes hasta que punto la teoría educativa que incluso hemos estudiado en nuestra carrera de docentes y en mi caso, que además también hice magisterio y luego pasé a la universidad convalidando ciertas asignaturas para terminar mi carrera, pues como te decía nos dieron una teoría maravillosa que integraba no sabes tú la de factores de todo tipo con las necesidades que nos indicaban que iban a tener nuestros alumnos, pero ¿sabes luego cual fue la realidad en la práctica?... pues que cada "maestrillo aplicase su librillo" y así sigue la cosa... porque la auténtica realidad del profesorado público y oficial, es que no se puede aplicar para nada todas las preciosas teorías aprendidas, ya que en general, el sistema educativo oficial obedece a un ideario preestablecido, a unos intereses concretos y a un modo "castrante" de convertir alumnos que el día de mañana sean dóciles, crédulos e inconscientes, con lo que el sistema, en si, quiere que sean sus ciudadanos.
      Ya sé que dicho así de rotundo suena poco esperanzador, pero pienso que la tarea de integración la tiene que hacer el propio individuo, cuando se da cuenta que no le encajan bien las piezas que le han "contado que son las correctas y que no hay otras". Los padres lo mejor que pueden hacer es evitar el adoctrinamiento oficial, el fomentar que los niños tengan buena autoestima sin llegar a ser déspotas o engreídos, que jueguen y fomenten su imaginación en lugar de estar todo el día "enchufados a aparatitos que adormecen y alienan la mente", que estén en contacto con la naturaleza para que se den cuenta que ellos son también naturaleza y no como en los coles o institutos que suelen confundir lo natural con lo artificial y cuando ven a un animal de cerca les asusta o no saben respetarlo y amarlo... En fin, no me alargo, porque de este tema tengo demasiada experiencia y no quiero ser pesada.
      Un abrazo y hasta otra ocasión. Por mi encantada de compartir lo que buenamente te puedo aportar.
      ¡Feliz fin de semana para toda la familia al completo!

      Eliminar
  6. Gracias por esta entrada, muy interesante. El discernimiento es una capacidad de loa mente ucho más alta, por eso requiere de la fuerza espiritual. ¿Se puede lograr a través de la meditación?. Besos querida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias a ti también por molestarte en comentar, María E.
      Exacto, el discernimiento es una capacidad del espíritu, más que de la mente, ya que requiere un aprendizaje interior o un crecimiento espiritual para poder desarrollarse y conectar mente con alma. Hasta que no logramos fluir sin miedo a lo desconocido, ni al control mental del ego que trata en todo momento de confundir nuestra mente o percepción de nosotros mismos con la realidad del Ser, dicho discernimiento no es posible
      La meditación, al equilibrar mente y emociones, favoreciendo la observación imparcial y el silencio interior, es una gran práctica para desarrollar el discernimiento.
      Muchos besos y ¡buen fin de semana!

      Eliminar