¡B I E N V E N I D O S!. . . . . M U C H A S__G R A C I A S__P O R__E N R I Q U E C E R__M I S__T E X T O S__C O N__V U E S T R O S__C O M E N T A R I O S.

junio 10, 2016

# Relato de humor

Un día inolvidable



Este relato participa en el concurso de Relatos "LOL I" de El Círculo de Escritores.


El día que Argimiro se quedó por fin solo en casa, debido al viaje que su mujer tuvo que realizar por motivos laborales, se frotó las manos pensando:

"Me libraré unos días de las cantinelas y reproches que mi caritina me endilga durante el desayuno, para que llegue al trabajo hecho un basilisco; que si el peque tiene un sarpullido por comer las galletas del dálmata o la niña ya ha empezado a menstruar, que mi nuera se ha vuelto a quedar embarazada y no tiene subsidio o que su madre le dice que soy infiel. ¡Qué manía me tiene esa urraca! ¡Y qué decir de doña Gertrudis apostada en el balcón inspeccionando con unos prismáticos a los vecinos que entran y salen del edificio".

Quería celebrarlo descorchando un exquisito caldo de "Cabernet Sauvignon St. Helena 2007", fumarse un habano, irse con su mejor amigo de juerga y andar desnudo en casa, que le subía el nivel de endorfinas y otras cosas. También podría encestar la ropa al desvestirse en el sillón, dejar escapar los pedos que le viniera en gana o ver películas porno. En esas estaba y como dios le trajo al mundo, cuando llamaron al timbre de la puerta. Dudó si abrir o no, aunque al escuchar la voz de doña Gertrudis notó que le temblaban las piernas y solo acertó a decirle que esperase un momento, pero la mujer parecía agobiada e insistió llamando de nuevo, lo cual aumentó sus pulsaciones por minuto:

-Argimiro, ayúdeme por favor, siento como una punzada en el pecho.

Notó un golpe seco y la voz de la mujer pareció extinguirse por completo. 

-¿Qué puedo hacer? -pensó.- Si estoy desnudo y ella padece del corazón- 

-¡Abra la puerta don Argimiro! ¡Soy el vecino del tercero! ¡Necesito ayuda para levantarla y llevarla a urgencias!.

-Si, claro, espere un momento.

-¿Cómo se le ocurre tener esa cachaza? con lo atenta que es doña Gertrudis. Déjese de chuflas y abra inmediatamente, se lo ordeno como agente de  la autoridad. -le dijo el subteniente Ramírez que ante su demora pegó una fuerte patada a la puerta hasta lograr abrirla.-

El cuadro era patético, doña Gertrudis estaba en el suelo completamente pálida, Ramírez sujetaba un abanico que le dio otra vecina recostada en el suelo tratando de auxiliarla, cuatro vecinas que acudieron con una jarra con agua y un vaso a rebosar, por si hacía falta, otras tres personas más, que aparecieron cuando nadie las llamaba, pero que casualmente pasaban por el rellano y escucharon el estruendo de la puerta, don Argimiro exhibiendo sus vergüenzas, atónito y sin emitir palabra, lo cual desconcertó a la vecina que tenía la jarra y acabó derramando su contenido encima de las tres personas que estaban delante sin perderse nada de lo que pasaba, debido a lo cual empezaron a emitir tal griterío que el subteniente se vio obligado a sacar un pañuelo que llevaba en el bolsillo y secarles la cara, suficiente excusa para que "distraídamente" resbalase las manos por el contorno de sus senos disimulándolo luego entre carraspeos, como si nada hubiera pasado. Ellas emocionadas por su "galantería" no le dieron importancia, al contrario, les había estimulado cierta necesidad física que tenían anestesiada desde hacía tiempo.

-¡Tápese que hay señoras delante! -exclamó el subteniente exaltado- lo que motivó que la mujer con el abanico en la mano le diera en los ojos a la que estaba de rodillas junto a doña Gertrudis, cayéndose encima de ella, circunstancia propicia para reanimarla.

-¡Qué bien armado anda usted, menudo instrumento!... ¡Hágame suya, don Argimiro
-suplicó doña Gertrudis, fuera de si-

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

Medalla de BRONCE en este concurso

28 comentarios:

  1. Jajajajaja un buen relato para sonreír en esta noche de viernes.
    Mis felicitaciones y...suerte!!!querida amiga, mucha M.

    Besos, Estrella.

    ResponderEliminar
  2. Me he reido mucho jajaja, Un relato muy ingenioso como se de un tebeo se tratara. Suerte en el concurso Estrella. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, Estrella, al final la tentación vive en el piso de al lado. Muy divertido. Una mezcla entre bodevil y sainete. ¡Enhorabuena y suerte!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaja
    Buenísimo Estrella. Aunque ya sabes que tus relatos me gustan mucho.
    Espero que tengas mucha suerte y que don Argimiro, al fin, pudiera seguir disfrutando de sus días de soledad sin su mujer y... sin tanto incordio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Jajaja qué escenita!!! Muy bueno Estella. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja, vaya que me he reído Estrella. ¡Gracias! Es fantástico para comenzar el relax del fin de semana. ¡Suerte en el concurso!
    Un abrazo grande para ti.

    ResponderEliminar
  7. jajajajaja... Lo que más me gustó fue imaginarme el patético cuadro cuando se abrió la puerta. Me ha arrancado una sonrisa sí que sí.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  8. Vaya con Doña Gertrudis, no se sabe nunca con esto de los vecinos...
    Menudo papelón.
    Mucha suerte en el concurso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja...que bueno, eres genial Estrella, de nueve me haces reir, que buen relato, mi felicitación mestra.
    Muuuuacckkk.

    ResponderEliminar
  10. Feliz din de semana, que lo disfrutes Estrella.

    ResponderEliminar
  11. Me has hecho sonreír, Estrella.
    Argimiro no obtuvo la paz que deseaba, pero recibió un gran cumplido.
    Una escena y un ritmo muy bien logrados.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno, Estrella. Al final, será como dicen algunos, que el reprimir las ganas de hacer cosas enferma, y el hacerlas, cura, ja,ja!

    Un beso y suerte!

    Fer

    ResponderEliminar
  13. Hola. ¡Vaya lío que se montó! Muy divertido. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. A doña gertru no le han hecho falta los prismáticos para ver el armamento pesado del vecino.
    Ja.ja la ausencia de la consorte le ha hecho descubrir al Argimiro una cantera e posibilidades.
    Muy bueno y divertido
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. This story should bring you a prize, Star.

    ResponderEliminar
  16. Vaya con Argimiro!! Se las prometia muy feliz, cuando se quedó de "Rodriguez"... Pero vamos, que tal y como nos sucede en nuestro día a día, que en una milésima de segundo nuestro castillo de naipes se derrumba, y se convierte en el Camarote de los Hermanos Marx!!
    Muy diverido tu relato Estrella! Suerte!!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  17. Jajajaja, pues vaya con Doña Gertrudis!!!!!
    Un besito y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  18. Me lo he pasado pipa leyendo tu relato, mi querida Estrella.
    Te deseo toda la suerte del mundo.
    Muchos besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Jajajajaja pobre Argimiro aunque mirándolo bien dejó un buen sabor de boca en el vecindario .
    Muchos besos Estrela y mucha suerte!!

    ResponderEliminar
  20. Situación cómica en "una comunidad de necesitados" jajaja Si yo fuera Argimiro también pondría a descorchar una botella de cava cuando se ausenta la socia un ratito. Felicidades Estrella y suerte. Un saludo

    ResponderEliminar
  21. ¡Vaya historia de escalera, Estrella! Sí es que hay algunas comunidades que se las traen. Al menos, en la tuya, algunas se ponen las botas.
    Un abrazote y suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  22. Ja, ja, ja, ¡Que bueno! Una escena super-cómica, ¡no me extraña que sea un día inolvidable! (:
    Muy fluido, Estrella Amaranto, ¡lo leí del tirón! Un placer, amiga. Abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  23. Pobre hombre. ¡Qué forma de destrozarle a uno un plan en su propia casa!
    Felicidades por tan merecido premio. Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Quiero agradeceros a todos los compañeros bloguer y amigos de letras, vuestros comentarios, que por supuesto leo, pero que ya me es del todo imposible responder, pues no solamente tengo este blog y perfil, sino otros dos más, junto a una comunidad de la que soy propietaria: SALIENDO DE LA MATRIX

    https://plus.google.com/communities/108277454160869878025

    donde quedáis invitados a promocionar vuestros blogs y compartir vuestras entradas.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias por tomaros vuestro tiempo en leer mi publicación y comentar después:

    Yayone Guereta - María del Carmen Píriz - Fernando M - El mundo con ella - Mirna Gennaro - Viviana Lizana - Diana Pinedo Ortega - El Baile de Norte - Conxita Casmitjana - Carmen Silza - Federico Rivolta - María PAZ - Luy Albertos - Francisco Moroz - Paula Koval - Gema Avefénix - Marigem Saldelapuro - Dunia Arrocha Hernández - Fantasía Y Realidad - Elena Larruy - Sue- - elpoetaartesano Carlos - Bruno Aguilar

    ResponderEliminar
  26. hola! llegamos casi ultimas!!!!buenisimo relato con mucha chispa.no se que mas decirte con tantisimos y tan buenos comentarios, sigue regalándonos sonrisas y carcajadas. abrazobuho.

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias por llegar, no importa si con retraso, os lo agradezco igualmente. Me alegro que hayáis pasado un buen rato leyéndolo.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar